domingo, 20 de diciembre de 2009

Imaginar


¿Qué se necesita para imaginar?


viernes, 4 de diciembre de 2009

El dolor de un imposible

Era de noche y ella lo visitaba.

–No deberías estar aquí.
–Pero estoy
–Mírate, no has cambiado nada.
– Tú tampoco.
– Tú sabes que sí he cambiado. Mucho, hasta lo que no se puede distinguir.
– Pero siempre serás tú.
– ¿y tú? ¿cómo lograste venir?
– Fue difícil hallar el camino, sin embargo, eso no importa, he venido desde muy lejos, solamente para verte.
– ¿Por qué no has venido más seguido?
– Eso depende de tí.
– Mira, esto no está bien. Sabemos tú y yo que es contra las reglas. Tú no deberías estar aquí. Sabes que si te fueras en este momento, sentiría que muero lenta y dolorosamente, sin embargo...
– ¿y aún así piensas que no está bien?
– Sí, porque desearé que jamás te vayas, y el dolor será tan insoportable que desearía que jamás hubieras venido.
– El dolor también depende de tí.
– Es el dolor de un imposible, tú no sabes ya qué es, lo has olvidado.
– No, porque también habría olvidado cómo llegar aquí.
– Entonces, llévame contigo.
– No puedo, aunque lo intentara, y ya me tengo que ir.

Y él maldijo por primera vez en su vida que hubiera luz. Un enorme haz blanco cayó sobre todo lo que pudiera verse y logró que ella se perdiera, como si se convirtiera en polvo, en aire, en nada. O también puede verse así: él abrió los ojos, y ella en realidad no estaba. Nunca estuvo ahí. Cuatro años atrás, en aquel accidente, ella dejó de existir.

viernes, 20 de noviembre de 2009

Caledfwlch

El general Roger Rabenmark se encontraba ante un dilema. Una espada del siglo VI había sido encontrada cerca de Rennes le Chateau, Francia. Para la arqueología era un hallazgo simple, un arma de algún soldado importante, ya que se encontraba muy decorada y con materiales que debieron haber sido costosos en la alta edad media. Pero ya se habían encontrado varias así, y se deducía que no eran utilizadas para pelear, sino como un lujo más. Sería de mucho valor que se exhibiera en alguno de los museos de Alemania, o quizás, como trofeo en alguna de las oficinas del Führer.

Sin embargo, no sería así. Rabenmark había recibido órdenes de destruirla. No lograba entender por qué. El arma medieval se encontraba en ese momento en su cuarto, frente a él, sin alguien más que estuviera ahí. Tenía unas cuantas horas para apreciar la reliquia, encontrarle los detalles que quisiera ver, memorizarlos tal vez, puede que hasta dibujarla o tomarle fotografías y después dársela a algún herrero para que la fundiera y le quitara las piedras que podrían ser valuables. Pero en el fondo sentía que no era lo correcto. Sabía de otros oficiales que habían quemado obras de arte, ejemplares únicos de libros antiquísimos, edificios y puentes medievales que habían sido demolidos con fines puramente estratégicos en muchas partes de Europa, pero no había tenido la misión de destruir piezas que podrían estar en un museo, y no entendía en lo absoluto por qué. Los libros podrían generar ideas peligrosas para Alemania y su gobierno, las obras de arte también, incluso si habían sido hechas por artistas judíos, los puentes generalmente eran dinamitados para frenar tropas enemigas, pero ¿una espada? Definitivamente no era judía, ni romana. Y no podía cuestionar órdenes directas del Führer. Así que se dedicó a analizar el artefacto.

Para empezar, no tenía funda. Se había perdido posiblemente. En la hoja venía escrito un texto. Eso era interesante, decía la palabra Caledfwlch, que jamás había escuchado, ni sabía en qué idioma estaba. Sonaba a celta, o posiblemente de Gales. Le pidió a uno de sus soldados que investigara ese término, y que no dijera una sola palabra al respecto. Era bastante pesada, tenía algunos fragmentos con hoja de oro y piedras, translúcidas aunque el material principal era acero. Tenía la tradicional forma de cruz y además un mango simple, que terminaba en una cabeza de animal, posiblemente un dragón. ¿Qué significaba una cabeza de dragón?

Durmió con la espada a su lado. Al día siguiente, muy temprano, el soldado le llevó un libro en francés. Lo leyó y se dio cuenta de algo impactante. La espada debía ser destruida. O tal vez no.

Tomó su gabardina y se fue, con caja en mano, hacia la frontera con España. Sabía que Himmler era supersticioso, al igual que Hitler, y que coleccionaban reliquias mitológicas. Habían buscado la lanza que había entrado en el costado de Jesucristo, el Santo Gríal, y otros objetos mencionados en la Biblia, pero este no les convenía y tenían que desecharlo. Seguramente les ocasionaría más problemas con Churchill, y los británicos pelearían con más ganas contra ellos. ¿Se imaginan que Hitler tuviera en su oficina el objeto que posee exclusivamente el soberano de Gran Bretaña, según las leyendas? Pasó por Couiza, un pequeño pueblo cerca de Rennes, cuando unos individuos lo vieron, y gritaron en francés “Es un maldito nazi”. Alrededor de veinte tipos armados rodearon su vehículo y lo atacaron. Lo golpearon, lo obligaron a salirse del carro, y se lo llevaron. Faltando unos cuantos kilómetros para España. Nunca volvieron a saber de él, puede que haya muerto, o huido.

El millonario brasileño escuchaba la historia incrédulo. Si lo que tenía en sus manos era o no la legendaria espada del rey Arturo, o si ésta se había hundido en algún lago, no importaba. Él ni siquiera había terminado de oírla y se encontraba totalmente convencido de que ese objeto tenía poderes, que había derrotado criaturas muy poderosas, hoy ya extintas, y que había sido extraída de una roca, forjada por goblins o por alguna criatura femenina acuática. Al carajo con el siglo VI, le pagó al contrabandista y mandó que la escondieran en su bodega, en el empaque 4253. Posiblemente él algún día sería tan poderoso como el rey de Inglaterra, y si no, ahora tenía en su propiedad la espada más famosa del mundo.

martes, 17 de noviembre de 2009

Terror cósmico

De niño, Gregor Shrukheim tenía esas pesadillas de que, justo al cerrar los ojos, su cuarto se expandía, y había personas allá afuera, posiblemente seres invisibles dentro de su cuarto, que intentaban agredirlo. Tenían la forma de personajes que veía en la televisión, e incluso podían levantar árboles de donde estuvieran plantados con sólo una mano.

Su madre, al oir un día las pesadillas de su hijo, le prohibió ver televisión.

Pero eso no curó las pesadillas del niño. Más que atemorizarlo, mientras crecía, resaltó esto su complejo de inferioridad. No era de baja estatura, pero cuando una situación se le complicaba, sentía que el cuarto donde estaba, crecía. y así se bloqueaba. Si una chica lo rechazaba, si perdía una pelea escolar, todo se hacía gigante, y él, pequeño.

Y, desde luego, tampoco cesaron las sensaciones nocturnas. Cerraba los ojos y sentía como se comprimía, las cobijas seguían cubriéndolo, las paredes se distanciaban entre sí, las cortinas terminaban siendo unos largos rascacielos de tela, los retratos unos murales inmensos, el foco apagado un enorme bulbo , la cama una inmensa plataforma textil...pero abría los ojos y todo regresaba a su lugar. Así había sido la escena desde su infancia. ¿Se encogía él? ¿o el cuarto se expandía, con todo y el edificio de departamentos en el que estaba, y los adyacentes? ¿acaso toda la calle crecía, o todo el planeta?

No, era él quien se comprimía, lo demás era lógicamente imposible.

Ya casado y con una hija, volvió a tener esa visión, como normalmente la tenía. Pero cuando abrió los ojos, se encontraba rodeado por personajes de su infancia, tanto de televisión como de la escuela y familia. Tenían los ojos blancos todos Definitivamente el cuarto se había expandido, ya que eran cientos, cuando normalmente en esa habitación cabrían veinte personas, una encima de la otra. Lo levantaban, él gritaba, no podía, nada salía de su boca, ni siquiera aire. ¿a dónde lo llevaban? No entendía un carajo. No podía aferrarse a nada, volvía a mirarlos y no había nada, eran invisibles, pero lo elevaban hacia algún rincón en el firmamento, y aunque no los divisaba podía sentirlos, todo esto sin abrir los ojos. Una estrella púrpura en el oscuro cielo lo llamaba por su nombre, no sabía qué hacer...

Tres meses después volvió a casa. Nadie jamás pudo explicar de qué manera un individuo en una noche, sin vehículo, ni algún otro transporte, y sin ser visto, apareció en Dubai. Fue deportado y nadie le creyó, hasta que su familia corroboró que horas antes de aparecer ahí estaba en casa, en México. No pudo haberse subido a un avión usando sólo una pijama.

Solo hay un testimonio que puede confirmar esto. Esa misma noche, en algún lugar del Atlántico, un barco pesquero vio una estrella púrpura también. No la identificaron, ya que los marineros conocen bien los astros, y nunca antes la habían visto, así como jamás la volvieron a ver.

sábado, 7 de noviembre de 2009

Lágrimas

Nadie lo ha podido explicar. ¿Por qué los seres humanos lloran cuando se encuentran tristes?

¿Acaso las lágrimas llevan pedazos de nuestra alma, cuando ya se encuentra destrozada?

¿Por qué solo nosotros lloramos y ningún otro animal lo hace, o al menos, no por tristeza o depresión?

Lloramos porque pensamos que algo ha cambiado en nuestra vida. Algo que no volverá a ser igual, y que además, extrañaremos.

Algún lugar, alguna persona, algúna etapa de nuestra vida, que no estará ahí. Y que posiblemente nunca vuelva.

Lloramos porque sabemos que la felicidad siempre termina. La infelicidad también. Y desde luego, la vida.

Lloramos porque no tenemos nada, porque todo se nos va. Las personas que más queremos, todo.

Pero las lágrimas son creadas por nuestros sentimientos. El amor entra por los ojos, y también sale por ellos.

Lloren pues, ya que llorar nos hace humanos.

martes, 3 de noviembre de 2009

Inglorious Basterds

Hace poco tiempo fui a ver la nueva película de Quentin Tarantino, que recibió varios elogios en el festival de Cannes, incluso creo que algún premio, y que prometía mucho por ser de un género muy distinto al que Quentin siempre ha trabajado.

No les diré cosas clave sobre la trama, por si la piensan ver, pero hay cosas que deseo en verdad que tomen en cuenta en el momento que se proyecte frente a ustedes.

1.- Las escenas en las que Tarantino aparece a cuadro. (Son dos)
2.- Su compa actúa en un papel importante, Eli Roth, director de las películas de Hostel, (no he visto nada de él). Su personaje es un judío que le apodan "el oso" y mata nazis a batazos.
3.- Roth dirigió una película dentro de esa película. Se supone que un filme nazi se proyecta en algún momento de la trama, pues bueno, ese "filme nazi" lo dirigió este tipo, y no sé si a propósito lo hizo pésimo o ya así trabaja cotidianamente. (Dentro de la película, el director del "filme nazi" es Joseph Goebbels)
4.- Cualquiera que haya cursado la secundaria puede darse cuenta de que los sucesos de la película jamás ocurrieron. Por lo tanto la intención de Tarantino dista muchísimo de apegarse a la realidad.
5.- Los alemanes hablan alemán, los gringos y británicos hablan inglés, y los franceses hablan francés... eso es algo muy loable en una película de Hollywood y le da, paradójicamente, realismo, porque hay otras donde un niño huérfano de la India aprende inglés en unos segundos (Slumdog Millionaire) y otras donde habitantes precolombinos hablan inglés y hasta el mismo Hitler (que aparece en esta misma película, en la cual no habla inglés) .
6.- La trama de la película gira en torno a un cine.
7.- El protagonista (interpretado por Brad Pitt) es un gabacho que dice ser descendiente de un apache. El símbolo del apache ha sido utilizado como símbolo nacionalista en varias películas, y ésta no es la excepción. Curiosamente, el actor no tiene nada de apache. Pero su acento fue mi parte favorita de la película.
8.- Hay un personaje negro que en ningún momento sufre algún ataque a causa de los nazis. Raro, ¿no?
9.- Tarantino jamás, JAMAS superará que Morricone haya rechazado trabajar con él y su mejor manera de cobrar venganza es poniendo música suya en sus películas. (yo me halagaría)
10.- Me decepcionó ver menos sangre que en Death Proof (bastante más fresa que las de Kill Bill), porque se hizo hincapié en conversaciones estilo Tarantino, con personajes sentados a la mesa. Escenas como esa pueden ser muy buenas, sin embargo, en esta hay más que en cualquier otra que he visto.

Sin embargo veámoslo como una caricatura de la segunda guerra mundial hecha por Tarantino, donde ya sabemos qué puede pasar, aunque algunas cosas nos pueden terminar sorprendiendo provenientes de este cineasta.

sábado, 31 de octubre de 2009

La evolución de Danny Elfman


Muchos de ustedes seguro han escuchado y disfrutado las melodías y obras musicales compuestas por el señor Danny Elfman, un músico originario de Estados Unidos. Si de plano el nombre ni les suena, ni siquiera les mueve un tornillo, les haré una semblanza en retrospectiva de quién es este individuo retratado a mi izquierda. Foto por Jimmy Lenner, Jr, todos los derechos reservados.

Lo más escuchado hasta ahora de su autoría son toda la cantidad de soundtracks que ha hecho para películas bastante taquilleras y famosas, asimismo, ha hecho el tema principal (la música que suele tocarse en los créditos iniciales) de varios programas televisivos también célebres.

Y ya para qué les digo más, mejor escuchen esto que encontré en Youtube y hagan memoria para ver cuáles de esos soundtracks recuerdan:

.

Desde los años ochenta acostumbra a trabajar con directores como Tim Burton (ha musicalizado todas sus películas, excepto dos) y Sam Raimi (con quien tuvo un pleito hace poco). Fue nominado al Oscar por la música para las películas de Big Fish, también de Burton, y Men In Black, que sí ganó el galardón pero por efectos especiales.

Pero hace poco me encontré con otra faceta muy poco conocida de este individuo; la de rockero. Es raro para alguien que es fanático de la música sinfónica (yo) saber que este músico inició en el rock-pop ochentero de la onda darky, que sin embargo hoy nos parecería algo cómica. Porque además de compositor, Elfman es cantante. En la película The Nigtmare Before Christmas, en la cual colaboró Tim Burton, el que hace la voz de Jack Skellington es Elfman. Comparen estas dos canciones, una es de la película que acabo de mencionar, y la otra es de Wanted, un filme medio bizarro que aún no veo.



Pero lo más extraño son sus canciones ochenteras. Tenía un grupo llamado Oingo Boingo, y él era el vocalista principal. Pondré sus dos canciones más célebres, una de ellas fue tema de una serie que hace poco pasaban en televisión abierta, y esto posiblemente propició que ingresara al mundo del cine.



Chequen en esta última que el video guarda algunas similitudes con algunas películas animadas en las que ha participado Tim Burton, aunque este video se ve bastante pobre en comparación. En fin, si están interesados en su actividad reciente, pueden ver Hellboy 2, de Guillermo del Toro o Terminator Salvation, que ni he tenido curiosidad de ir a verla, pero que si lo llego a hacer será exclusivamente por la música de este maestro. Y para cerrar, les dejo el tema de otra película que me parece bastante bizarra pero que me gusta el score. Está inspirada en un aspecto de un texto de Lovecraft, pero no tiene nada que ver con dicha obra. Si les interesa verla, creo que el DVD original cuesta entre 20 y 50 pesos.

martes, 27 de octubre de 2009

No me gusta el huevo

Tan solo con escuchar la palabra "huevo" siento en mi boca una sustancia gelatinosa sin sabor, a medio cuajar, y luego un líquido aceitoso con sabor a azufre. Puedo soportar comer un huevo bien hervido, pero nunca uno estrellado. El hecho de pensar en una yema líquida me repugna, y más aún el tener que comerla, beberla, o ingerirla de algún modo.

Algún día dejaré de comerlo, o dejará de causarme asco. Esperemos que sea la primera. Si llega a ocurrir la segunda, es momento de visitar al psiquiatra.

domingo, 11 de octubre de 2009

México bajo ataque

Primero la CFE y ahora esto, que NO pinta bien

Empezaron hace mucho pero...






Ahora ¿QUIÉN podrá salvarnos?


.NADIE

jueves, 1 de octubre de 2009

El murciélago imaginario... y otros cuentos

Todas las noches ella veía esa sombra negra volar por su cuarto.

La luz de la luna, o de algún otro astro, entraba por aquella ventana con cuatro barrotes.

Y le permitía ver a ese animalillo negro de orejas largas.

A veces no comía hasta que aparecía el pequeñín, ya muy noche, a visitarla.

El estofado era pésimo, lo preparaba alguien a quien jamás había visto ni hablado.

Su única compañía era aquel bicho volador que se quedaba a dormir, curiosamente, colgado de cabeza.

Un día intentó escalar, la pared era altísima, pero así podría ver de cerca al ave, o lo que fuera.

Escaló metiendo sus manosentre las grietas, y por fin lo vio. Era negro, de ojos grandes, con manos membranosas.

Cayó de diez metros. La llevaron al servicio médico, una fractura y nada más.

Al narrarles el episodio, el doctor, que alguna vez fue veterinario, se sorprendió.

"Los murciélagos se extinguieron hace más de quinientos años. Seguramente lo viste en un libro"

Ella ni siquiera sabía leer. Vivía encerrada en ese hospital desde que tenía memoria..

sábado, 26 de septiembre de 2009

Reflexión en el metro

Quiero aprender a soñar
y que no se me vuelva a olvidar

Antes yo sabía hacerlo
pero ahora no puedo,
no es que quiera cumplir todos mis sueños
lo que quiero es volver a tenerlos.

Sepultado todo ya, en las ahora oscuras noches de mi infancia

Recuerdo algunas pocas cosas
que aunque no son tan hermosas
son lo único que queda.

Yo cayendo de una alta torre
sin miedo a que sea el final
a pesar de que cualquier hombre temería lo fatal.

Eso fue solo el comienzo.

Y así, antes de tocar el suelo,
emprender un glorioso vuelo.

Fuerzas oscuras y poderosas
que siempre estarán ahí
miraban envidiosas

¡Ah! que bello es tener enemigos
sólo cuando sabes que los has vencido.

Mirar hacia abajo la ciudad de Kytura
y hacia arriba la frontera
entre el sueño y la locura.

Ahora sólo cierro los ojos
y veo oscuridad, no aquel mundo
al que solo llegan pocos
y que está dentro de cada uno.

Pues hay aquellos que dicen
que lo que vemos no existe
y que el mundo en nuestro interior
es aquel que persiste.

Pero ese mundo hoy lo veo distante
nací sabiendo crear sueños
pero el tiempo me ha quitado
la forma de poder tenerlos.

Es más bello despertar en medio de la noche
asustado por terrores de la mente
que soñar sólo una pared negra
y despertar a lo mismo de siempre.

domingo, 20 de septiembre de 2009

Sobre la difusión de la Historia

La difusión de la historia es el campo laboral más olvidado en la facultad donde me encuentro cursando. Si hay tres formas donde un historiador puede ejercer su carrera y ganar dinero, en la UNAM solo nos preparan para dos, la investigación y la docencia. Para la primera existen varias materias, una inmensa cantidad de seminarios, a pesar de haber muy pocos temas, y la de "Iniciación a la investigación". Para la docencia nos encontramos en el plan de estudios con una materia: Enseñanza de la historia, y para la difusión, ¿qué? Nada. Así es como está estructurado este plan para formar historiadores,

¿Qué campo abarca la difusión? Podemos definirla como la manera de transmitir conocimiento fuera de las aulas y a un grupo de personas determinado. Puede ser alrededor de veinte, como por ejemplo en una visita guiada, o más, como en una ponencia, e incluso miles de personas, como es el caso de los medios audiovisuales. ¿Por qué se nos prepara para bucear en Archivos Generales en busca de documentos sobre frailes dominicos o diplomáticos decimonónicos, pero nunca para guionista de documental o autor de algún artículo de historia en una revista comúnmente leída? ¿qué tiene de malo? ¿No gana Krauze (con todo y sus fallas) más que cualquier profesor de historia de secundaria?

La pregunta es muy difícil de responder cuando uno no formuló el plan de estudios. Hay bastantes servicios sociales que contemplan la difusión del saber histórico, pero sobre por qué ninguna asignatura lo profundiza es ajeno al conocimiento de muchos de nosotros. Sin embargo no le veo lo malo al hecho de que en la Facultad de Filosofía y Letras se nos prepare para difundir la historia y generar o alimentar un mayor interés hacia ella de parte de gente ajena a nuestra universidad o colegio.

La curiosidad histórica siempre está ahí. Conocer de dónde viene el nombre de la calle, o quiénes aparecen representados en bronce en los monumentos de tal o cual parque. Al presionar los maestros de historia al niño o adolescente a memorizar nombre de lugares, personas y números, (cosa que ocurre pocas veces en las matemáticas, con excepción del 3.1416) se ahoga la necesidad de conocer nuestra historia. Ahora bien, vemos que el niño en primaria se la pasa haciendo aviones de papel o haciendo bolitas del mismo material lanzándolas usando su pluma como serbatana durante la clase de historia universal (o cualquier otra que NO sea de su interés). Pero llega a su casa, prende la televisión y puede que encuentre Discovery Channel o los Caballeros del Zodiaco, y en alguna de esas opciones escucha el término "Atenea". ¿Qué hará que recuerde dicho nombre? ¿la clase o el programa? Desde luego que el segundo. Así vemos que es mucho más fácil captar la atención de un niño a través de la televisión o los videojuegos y ¿quién mejor que un historiador para diseñar un documental de historia? Nos preparan para ser investigadores, pero les aseguro que es igual de probable ser investigador que guionista o escritor de documentales .

Ahora bien, existe otro medio audiovisual para difundir la historia: la ficción, derivado de las novelas históricas, de las que hablaré después. Me refiero por ahora a películas o series televisivas que narren alguna historia sobre un personaje del pasado, real o no. Son criticadas, y hasta despedazadas por nuestros profesores, en especial las telenovelas que tratan sobre Porfirio Díaz o Miguel Hidalgo, sin embargo, más gente conoce la historia por ellas que por las publicaciones o ponencias de sus detractores (nuestros queridos académicos). ¿Tiene algo de denigrante trabajar en ellas teniendo una formación como historiador de la UNAM? Yo digo que no. Se puede generar una excelente película o serie televisiva siempre y cuando haya alguien creativo y alguien preparado con conocimientos serios y amplios. Esto puede hacer difusión a la gente sobre determinados periodos históricos o algunas cuestiones de vida cotidiana, de la cual prácticamente nunca se ahonda en la educación básica ni media.

Lo mismo ocurre con las antes mencionadas novelas históricas, o que tratan temas históricos. Cualquiera cree que con incluir un tema alarmista venderá muchos libros, sin importarle que su obra sea respaldada por un conocimiento fundamentado: escenas eliminadas de los Evangelios, sectas medievales ocultistas... todo eso genera morbo y dinero. Aunque muchos criticamos eso, poco o nada hacemos por superarlo con creaciones nuestras, ya sea también literatura con temas históricos o historiografía planeada especialmente para difundirse a gente sin importar su nivel académico. El problema es que nos enseñan a escribir para nuestros colegas o aquellos que serán alumnos de nuestros compañeros de facultad. Fuera de ellos poca gente que no estudie o enseñe en esta misma facultad lee lo publicado por investigadores del IIH.

La idea de este texto es lo contrario, llevar a la historia afuera de la facultad, si se puede afuera de la misma UNAM, y de la Ciudad de México. En el extranjero también hay bastante interés hacia nuestra historia. Muy pocos de nuestros colegas tienen los contactos para trabajar en un instituto de investigaciones o en una película de alto presupuesto, pero en mi opinión la difusión es el campo laboral más amplio para los historiadores, ya que puede hacerse con mucho o poco presupuesto. El investigador suele creerse que gana mucho, el profesor en verdad suele ganar poco, pero el difusor no sabemos cuánto puede obtener por su trabajo. Sólo sabemos que su obra puede tener un mayor impacto al generar interés y transmitir conocimientos en gente que no tiene o tuvo acceso a nuestra universidad, Gente que escucha por interés, no por la fuerza, como es el caso de la educación laica y obligatoria. No se trata de meter a la mayor cantidad de gente a un aula o a la universidad, ya que eso es casi utópico, sino de llevar lo que la universidad nos ha dado a la mayor cantidad posible de individuos.

sábado, 5 de septiembre de 2009

De la belleza

Lo bello no es sólo lo perfecto

También hay cosas que nos perturban, pero nos gustan.

Pintores que no se dejaron guiar por los cánones neoclásicos y que hicieron cosas "crudas" triunfaron.


Es por eso que he creado un nuevo blog, aquí. Como la inspiración y la crítica NO quedan bien en el mismo espacio, es para eso que diseñé aquél.

Disfrútenlo, o en su defecto, oféndanse.

miércoles, 26 de agosto de 2009

Vampiros de tiempo

Te sientes cansado, despierto durante la madrugada hasta el alba, dormido durante el día, tu piel se ha vuelto más pálida y más sensible a la luz solar. Algunas cosas las ves pero no están ahí. Tus ojos están rodeados de manchas negras, tu mente puede pensar con la misma claridad de siempre, pero no a la hora que sueles necesitarla. Olvidas de repente algunos episodios de tu vida.

Has sido víctima de los vampiros de tiempo.


Son criaturas que están todo el día ahí pero no las ves. Succionan tu información, partes de tu vida, y la poseen. Saben todo de tí, y quién sabe a cuántos pueden enterar. Y lo peor, saben dónde estás. Algo que puede reconfortarte, nunca te atacan.


¿Qué aspecto tienen? ¿Colmillos, garras, piel pálida como la tuya?

NO, se llaman Facebook y Hi5.

Para mí ha sido bastante difícil tener 2 parásitos. Es por ello que eliminaré al más débil y lento, como en el origen de las especies.

Y de paso terminaré la breve historia que está abajo. Por favor no la lean hasta que la termine.

domingo, 16 de agosto de 2009

GR Technologies

El primero de nuestros personajes víctima, o beneficiario de esta corporación se llama Gabriel Malak, irónicamente, un agente de seguros de vida.

De mera casualidad, el tipo NO estaba asegurado. Eso lo demostró un día que iba manejando por una carretera cerca de Austin, Texas, en un viaje de negocios. Un tornado iba pasando y se lo llevó. Fue una de las experiencias más significativas de su vida, ya que debido a la gran velocidad de aire sufrió de sofocación y se desmayó. Al despertar estaba frente a un edificio en medio de la nada.

El edificio, alto en forma de una tienda de campaña, o una persona con capa si se le veía desde arriba, y cubierto de vidrios grises. Su coche estaba perfectamente estacionado frente a dicha construcción. Un hombre de traje fue a sacarlo del auto, que estaba ya hecho una carcacha. Le dijo -El dueño de la compañía quiere verte.

Después de subir muchos, muchos pisos, llegó a la oficina central de GR Technologies. El dueño, un tipo alto, muy delgado y pálido le dio la bienvenida.

-Lo estaba esperando señor Gabriel. Por lo visto usted es ahora nuestro cliente.
-No recuerdo haberlo sido
-La gente no suele darse cuenta cuando invierte con nosotros. Sin embargo, bienvenido.- Le dio la mano, estaba igual de fría que la suya.Después agregó
-Usted trabaja en seguros, en México ¿verdad?
-Así es.¿Cómo lo sabe?
- ¿Qué empresa? Ah, no me diga, no importa. Todas son nuestras rivales, pero al mismo tiempo no serían nada sin nosotros, ya que les vendemos material. Por eso todo el lujo que usted ve en esta sala, que es gracias a donde trabaja usted y muchas otras aseguradoras.

Le pidió que se sentara mientras el dueño eso hacía. Esto era demasiado surreal, jamás había conocido al dueño de la empresa donde trabajaba desde hace siete años, y sin embargo ahora de la nada caía frente a la sede de otra, donde resulta que su presidente lo aguardaba. No dudó en preguntar al respecto.

-¿Por qué me esperaba si yo ni lo conozco señor...?
- Alex Durga. Presidente de GR Technologies. Yo siempre aguardo al que esté por llegar, sin embargo usted no tenía que venir acá ahora, nadie lo había mandado. Fue un accidente.
-Sabe usted mucho.
-Más de lo que imagina. Sin embargo, quiero hacerle una oferta. Puedo devolverle todo lo que ha perdido.Le pagaré el vuelo de regreso, repararé su coche si usted hace unos cuantos trabajos para mí.

domingo, 2 de agosto de 2009

La historia empieza así

Hace mucho tiempo, cuentan, existía una hermosa hada que reinaba en Faeria, la tierra de las hadas. Su nombre era Ámbar. Tenía un reino honesto, limpio, bello, que convivía con otras criaturas en paz, incluso con el hombre. Pero había algo que amenazaba todo lo que ella había creado con tanta bondad y trabajo. Su enemigo, el malvado mago Lorthion, amo y señor de los dragones. Quería dominar toda la tierra de Agilea, desde los mares del norte hasta los altos bosques y desiertos del sur, y también deseaba tener la tierra de las hadas. Ámbar no podía dejar que esto pasara, así que utilizó su magia más poderosa para detener a Lorthion y sus dragones de que destruyeran todos esos bellos lugares que el hombre había creado. Pero no lo logró hacer, porque Lorthion era igual de poderoso que ella. Sólo alguien más poderoso, un mago, humano, o un elfo lograría destruir tanta magia oscura. Incluso un humano que la ayudara sería suficiente. La profecía decía que un humano llegaría a ayudar a Ámbar, y sería recordado por todos los siglos, una última esperanza para que en Agilea la paz regresara algún día. Esa persona debía conservar su capacidad de soñar. De todos los rincones gente buscó a Ámbar para poder tener esa gloria. Y nadie halló aquel mítico reino de las hadas. Fue cuando dudaron de que existiera. Se olvidaron de Lorthion, su ejército y sus dragones. La gente dejó de creer en hadas, dragones, magos, y todo aquello pensando que no era más que una fantasía. Tal vez el hombre ya no cree, y su búsqueda se ha limitado a lo que puede ver fácilmente cerca de si mismo. Cree que aquellos cuentos que escuchaba de niño no se encuentran más que en la mente de quien los contaba, que al parecer inventó. Se ha perdido en su mundo, ha dejado de soñar. Y Ámbar seguirá esperando por años a que la profecía se cumpla, a alguien que tenga todavía la capacidad de soñar… hasta que un día un extraño ejército invadió las aldeas

sábado, 25 de julio de 2009

El sueño del arqueólogo - el DF en el 2388

¿por qué nos gustan las ruinas? Desde el romanticismo vemos pinturas de edificios en ruinas, ya sea copiando los del pasado o imaginando como se verían los de hoy en el futuro. Este último tema ha sido explotado en varias películas. En el futuro hay una catástrofe, y una gran metrópolis es abandonada, o queda desierta por algún genocidio masivo. Pero siempre pasa con Nueva York, o con la torre Eiffel (aclaro, sólo dicha torre, no el resto de París). A nadie se le ocurre con el DF, tal vez porque no hay talentos ahí, o porque esa no necesita fotomontaje, basta ir al centro para ver como los edificios barrocos convertidos en vecindades o en tiendas de todo a 3 pesos que ya están cayéndose a pedazos. Sin embargo, a pesar de estar "protegidos" por la UNESCO y el INAH, están habitados por una plaga que carcome, erosiona y además altera la pigmentación original, y se llama chilango.

Esto es lo que veríamos si hoy abandonáramos el DF y alguien tomara fotos dentro de cientos, tal vez miles de años. Todos los montajes los hice, y algunas fotos las tomé, algunas otras las bajé de internet y una de ellas es un homenaje (o copia, dirían algunos) a Chayan Khoi quien la hizo con Nueva York. De otra de sus fotos tomé una cascada que pongo aquí en CU. Otro de ellos fue una de mis primeras composiciones, espero les gusten.



¿


miércoles, 24 de junio de 2009

¿Qué es un murciélago?

murciélago.- m. Género de mamíferos nocturnos de alas membranosas y parecidos al ratón.

El múrciélago siempre ha sido mi animal favorito. Tal vez porque desde niño me han gustado las cosas que a otros les daban (y dan) miedo. Arañas, calaveras, alacranes, qué se yo, en fin, también los murciélagos. De niño mi héroe era drácula, ¿por qué? no tengo idea, y de los super héroes mi favorito era Batman, no precisamente por su ausencia de poderes sino por su carácter oscuro y la idea de que su disfraz no es precisamente de un humano, a diferencia de otros super héroes.

¿Por qué elegir dicho animal para el nombre de este blog? En realidad porque está dedicado a eliminar o ignorar todas las limitaciones que puede tener la mente, tanto de quien escribe como de quien lee. Hace mucho tiempo era inconcebible que un mamífero volara, sin embargo, uno lo logró, y sin necesidad de construir una máquina.

Asimismo, al caer la noche, vemos que miles de los que viven en alguna cueva salen volando como si fueran un torbellino de vida, dirigiéndose a todos los rumbos posibles. Ese es el objetivo de este blog, que todas las ideas que se hallan encerradas sean liberadas hacia cualquier rumbo, esperando ser leídas y comentadas por aquellos que busquen une breve lectura, espero yo, agradable.