domingo, 16 de agosto de 2009

GR Technologies

El primero de nuestros personajes víctima, o beneficiario de esta corporación se llama Gabriel Malak, irónicamente, un agente de seguros de vida.

De mera casualidad, el tipo NO estaba asegurado. Eso lo demostró un día que iba manejando por una carretera cerca de Austin, Texas, en un viaje de negocios. Un tornado iba pasando y se lo llevó. Fue una de las experiencias más significativas de su vida, ya que debido a la gran velocidad de aire sufrió de sofocación y se desmayó. Al despertar estaba frente a un edificio en medio de la nada.

El edificio, alto en forma de una tienda de campaña, o una persona con capa si se le veía desde arriba, y cubierto de vidrios grises. Su coche estaba perfectamente estacionado frente a dicha construcción. Un hombre de traje fue a sacarlo del auto, que estaba ya hecho una carcacha. Le dijo -El dueño de la compañía quiere verte.

Después de subir muchos, muchos pisos, llegó a la oficina central de GR Technologies. El dueño, un tipo alto, muy delgado y pálido le dio la bienvenida.

-Lo estaba esperando señor Gabriel. Por lo visto usted es ahora nuestro cliente.
-No recuerdo haberlo sido
-La gente no suele darse cuenta cuando invierte con nosotros. Sin embargo, bienvenido.- Le dio la mano, estaba igual de fría que la suya.Después agregó
-Usted trabaja en seguros, en México ¿verdad?
-Así es.¿Cómo lo sabe?
- ¿Qué empresa? Ah, no me diga, no importa. Todas son nuestras rivales, pero al mismo tiempo no serían nada sin nosotros, ya que les vendemos material. Por eso todo el lujo que usted ve en esta sala, que es gracias a donde trabaja usted y muchas otras aseguradoras.

Le pidió que se sentara mientras el dueño eso hacía. Esto era demasiado surreal, jamás había conocido al dueño de la empresa donde trabajaba desde hace siete años, y sin embargo ahora de la nada caía frente a la sede de otra, donde resulta que su presidente lo aguardaba. No dudó en preguntar al respecto.

-¿Por qué me esperaba si yo ni lo conozco señor...?
- Alex Durga. Presidente de GR Technologies. Yo siempre aguardo al que esté por llegar, sin embargo usted no tenía que venir acá ahora, nadie lo había mandado. Fue un accidente.
-Sabe usted mucho.
-Más de lo que imagina. Sin embargo, quiero hacerle una oferta. Puedo devolverle todo lo que ha perdido.Le pagaré el vuelo de regreso, repararé su coche si usted hace unos cuantos trabajos para mí.

No hay comentarios: