martes, 3 de noviembre de 2009

Inglorious Basterds

Hace poco tiempo fui a ver la nueva película de Quentin Tarantino, que recibió varios elogios en el festival de Cannes, incluso creo que algún premio, y que prometía mucho por ser de un género muy distinto al que Quentin siempre ha trabajado.

No les diré cosas clave sobre la trama, por si la piensan ver, pero hay cosas que deseo en verdad que tomen en cuenta en el momento que se proyecte frente a ustedes.

1.- Las escenas en las que Tarantino aparece a cuadro. (Son dos)
2.- Su compa actúa en un papel importante, Eli Roth, director de las películas de Hostel, (no he visto nada de él). Su personaje es un judío que le apodan "el oso" y mata nazis a batazos.
3.- Roth dirigió una película dentro de esa película. Se supone que un filme nazi se proyecta en algún momento de la trama, pues bueno, ese "filme nazi" lo dirigió este tipo, y no sé si a propósito lo hizo pésimo o ya así trabaja cotidianamente. (Dentro de la película, el director del "filme nazi" es Joseph Goebbels)
4.- Cualquiera que haya cursado la secundaria puede darse cuenta de que los sucesos de la película jamás ocurrieron. Por lo tanto la intención de Tarantino dista muchísimo de apegarse a la realidad.
5.- Los alemanes hablan alemán, los gringos y británicos hablan inglés, y los franceses hablan francés... eso es algo muy loable en una película de Hollywood y le da, paradójicamente, realismo, porque hay otras donde un niño huérfano de la India aprende inglés en unos segundos (Slumdog Millionaire) y otras donde habitantes precolombinos hablan inglés y hasta el mismo Hitler (que aparece en esta misma película, en la cual no habla inglés) .
6.- La trama de la película gira en torno a un cine.
7.- El protagonista (interpretado por Brad Pitt) es un gabacho que dice ser descendiente de un apache. El símbolo del apache ha sido utilizado como símbolo nacionalista en varias películas, y ésta no es la excepción. Curiosamente, el actor no tiene nada de apache. Pero su acento fue mi parte favorita de la película.
8.- Hay un personaje negro que en ningún momento sufre algún ataque a causa de los nazis. Raro, ¿no?
9.- Tarantino jamás, JAMAS superará que Morricone haya rechazado trabajar con él y su mejor manera de cobrar venganza es poniendo música suya en sus películas. (yo me halagaría)
10.- Me decepcionó ver menos sangre que en Death Proof (bastante más fresa que las de Kill Bill), porque se hizo hincapié en conversaciones estilo Tarantino, con personajes sentados a la mesa. Escenas como esa pueden ser muy buenas, sin embargo, en esta hay más que en cualquier otra que he visto.

Sin embargo veámoslo como una caricatura de la segunda guerra mundial hecha por Tarantino, donde ya sabemos qué puede pasar, aunque algunas cosas nos pueden terminar sorprendiendo provenientes de este cineasta.

No hay comentarios: