sábado, 26 de septiembre de 2009

Reflexión en el metro

Quiero aprender a soñar
y que no se me vuelva a olvidar

Antes yo sabía hacerlo
pero ahora no puedo,
no es que quiera cumplir todos mis sueños
lo que quiero es volver a tenerlos.

Sepultado todo ya, en las ahora oscuras noches de mi infancia

Recuerdo algunas pocas cosas
que aunque no son tan hermosas
son lo único que queda.

Yo cayendo de una alta torre
sin miedo a que sea el final
a pesar de que cualquier hombre temería lo fatal.

Eso fue solo el comienzo.

Y así, antes de tocar el suelo,
emprender un glorioso vuelo.

Fuerzas oscuras y poderosas
que siempre estarán ahí
miraban envidiosas

¡Ah! que bello es tener enemigos
sólo cuando sabes que los has vencido.

Mirar hacia abajo la ciudad de Kytura
y hacia arriba la frontera
entre el sueño y la locura.

Ahora sólo cierro los ojos
y veo oscuridad, no aquel mundo
al que solo llegan pocos
y que está dentro de cada uno.

Pues hay aquellos que dicen
que lo que vemos no existe
y que el mundo en nuestro interior
es aquel que persiste.

Pero ese mundo hoy lo veo distante
nací sabiendo crear sueños
pero el tiempo me ha quitado
la forma de poder tenerlos.

Es más bello despertar en medio de la noche
asustado por terrores de la mente
que soñar sólo una pared negra
y despertar a lo mismo de siempre.

No hay comentarios: